Blog de Vicente Nadal _Marketing y Estrategia_

Blog de Vicente Nadal Marketing y Estrategia

Salir bien en las fotos

Vicente Nadal Asensio 23 septiembre, 2013 Etiquetas: , , Visual Marketing 5 comments
featured image

Cómo salir bien en las fotos

Salir bien en las fotos es sencillo, tan sólo hay que hacer una cosa: nada.

No, no es broma. Muchos clientes me lo dicen “sólo salgo bien en las fotos cuando no me doy cuenta que me hacen una foto”. Es decir, sólo salen bien en las fotos cuando no hacen nada de su parte para salir bien en las fotos ¿no es evidente?

Claro que esto no ayuda. Si no tienes más remedio que hacerte unas fotos y no sabes “posar” y tienes que enfrentarte con esa “necesidad imperiosa” de tener una buena foto ¿qué puedes hacer?

Hay varias cosas que puedes, y debes, hacer para salir bien en las fotos, y en realidad son todas más bien de pura lógica psicológica…menudo trabalenguas 😉

Salir bien en las fotos: Trucos imprescindibles

1- Desear hacerte las fotos. Si, parece de perogrullo, pero es totalmente cierto. Si acudes a un fotógrafo para hacerte unas fotos y vas con miedo, con desánimo, pensando de ante manto que no saldrás bien…¿cómo pretendes salir bien? Tu mente, tu espíritu te delata: Si no quieres hacer las fotos jamás podrás salir bien en las fotos.

Si deseas hacerte las fotos tu rostro y tu mirada no mentirá, será sincera y eso se reflejará en las fotos.

2 – Tener “el guapo subido”. ¿Cuántas veces te levantas, te miras en el espejo y dices: hoy estoy que lo rompo? Y, por contra, hay otros días que te levantas con la cara de la niña del Exorcista ¿verdad? como para no salir de la cama en todo el día.

Si tienes cita con un fotógrafo justo el día de la niña del exorcista mejor cambia la fecha, déjalo para otro día. Para esto es muy importante que tengas presente tus cambios hormonales…si es que eso te afecta…o el ciclo lunar, o el día que ponen tu serie favorita y te acuestas a las tantas y no pegas ojo….o mil cosas.

Hacerse una buena foto es muy importante, crea un plan estratégico para vencer a tu cuerpo y tenerlo de tu parte, como un aliado y no como un enemigo.

3 – Rebaja tus expectativas. Dicho de otro modo, se humilde y reconócete como eres, es decir: quiérete a ti mismo/a. No es lo mismo “salir bien en las fotos” que “verse bien en las fotos”.

Muchas veces escucho “que horror, que mal he salido” y todas las personas que acompañan al modelo opinan todo lo contrario. En estos casos se produce una divergencia entre la realidad y lo que tú, como modelo, ves en la foto. No es que salgas mal, es que no te aceptas como eres. Esa divergencia es mental, no es real, de modo que no es que salgas mal sino que no tu mente no acepta la realidad que ve.

La razón de que esto suceda suele ser muchas veces porque no has tenido en cuenta el punto anterior. Es decir, vas a hacerte las fotos el día de la niña del exorcista y pretendes salir en la foto como el día del guapo más subido de tu vida. Claro, eso no es posible.

Algunas personas tienen tendencia a reconocerse sólo con el rostro de los días del guapo subido, de modo que tienen una imagen idealizada de sí mismos. Sólo bajando de ese pedestal y haciéndose las fotos un día favorable lograremos que la distancia entre realidad e ideal sea menor y que el resultado sea más aceptable.

4 – Escoge bien la ropa. La ropa es fundamental, ejerce una labor terapéutica en nuestra mente. Dependiendo de cómo nos vistamos así nos sentiremos. Si nos tenemos que enfrentar a una situación que nos produce tensión o miedo es fundamental que la ropa nos ayude a superar esa situación, que nos aporte valor, seguridad y confianza.

No sólo es importante el diseño de la ropa, el modo en que nos sienta, también los colores son de vital importancia. Hay una extensa bibliografía sobre la teoría del color en la asesoría de imagen, que no es el tema de este artículo, y que es necesario que tengas en cuenta para lograr que el color de tu ropa refuerce el carácter que quieras imprimir en tus fotos y te favorezca.

5 – Contrata un buen fotógrafo y confía plenamente en él. Hace tiempo que lo digo, no hay gente poco fotogénica, hay fotógrafos mediocres. Un maestro es capaz de sacar belleza donde otros apenas sacan hollín.

Os contaré una pequeña historia que es fiel reflejo de lo que digo. Durante la década de los 80 se hizo muy popular una actriz brasileña bastante corriente de aspecto físico, Sonia Braga. Como de costumbre apareció fotografiada desnuda en la revista Interviú en octubre de 1987 – nº 596. En esa ocasión el fotógrafo fue el habitual de la revista, sino recuerdo mal Mimo Cattarinich. Yo las vi y eran normales y Sonia salía tal y como era, normalita.

Pasó el tiempo, un año, y en noviembre de 1988 nº 653, volvió a posar pero esta vez fotografiada por Helmut Newton, el mejor y más grande fotógrafo de desnudo femenino que ha habido.

Sonia estaba espectacular y las fotos eran impresionantes. ¿Qué había cambiado? Sólo la mirada del fotógrafo, su capacidad de imaginar y lograr aquello que imagina.

No quiere decir que salgas mal porque no seas fotogénico/a, sales mal porque todavía no has encontrado a tu Helmut Newton.

6 – Habla y empatiza con tu fotógrafo. Hablar relaja, hablar crea lazos emocionales, hablar rebaja las barreras de la timidez, hablar permite al fotógrafo estudiar tu rostro, tus reacciones, el modo en que sonríes, tu verdadera mirada y no la de pose, hablar es fundamental para un buen retrato.

Dicen que Henri Cartier-Bresson tenía que hacer un retrato por encargo. Llegó hasta la casa del retratado, sacó sus cámaras, las montaba, las limpiaba, las cargaba…mientras tomaban una taza de café y hablaban de cosas intrascendentes. Cuando el retratado pensó que ya era hora de hacer las fotos y se lo indicó a Cartier-Bresson éste le contestó que no hacía falta, que hacía ya mucho tiempo que había tomado las fotos. Éste es el espíritu que yo busco en mis retratos.

En mis comienzos, cuando tenía que hacer un retrato me comportaba al contrario. Tenía todo preparado antes de que llegara el cliente, le hacía pasar y posar, disparaba y terminaba en 10 minutos. Conforme pude aprender la técnica de los maestros acabé por hacerlo al contrario.

Ahora, cuando llega un cliente nada está preparado. Paso un buen rato moviendo focos, preparando el set, midiendo la luz y mil cosas más, todo en presencia del cliente y charlando de muchas cosas. Todo este tiempo, que parece perdido, es en realidad lo que me permite hacer un retrato satisfactorio en pocos disparos.

Un retrato es un 90% de psicología y un 10 de fotografía. Si la preparación previa es adecuada se puede se puede salir bien en las fotos haciendo un sólo disparo.

Como ejemplo puedo poner los siguientes retratos, para los cuales sólo realicé un único disparo.

salir bien en las fotos  Salir bien en las fotos

Resumiendo:

  1. Desea hacerte las fotos
  2. Escoge un día favorable a tu aspecto
  3. Rebaja tus expectativas y quiérete como eres
  4. Escoge bien la ropa y haz que te ayude
  5. Contrata un bien fotógrafo y confía plenamente en él
  6. Relájate hablando con tu fotógrafo.

¿Cuál es vuestra experiencia como retratados?

About Vicente Nadal Asensio

Marketing para Fotógrafos y PYMES. Fotografía para empresas y Books para profesionales. Estrategia en Redes Sociales, Diseño de páginas Web y ecommerce. Fotografía de Eventos y Blogtrips.

Related Posts

  • fotografía para ecommerce de gafas de sol
  • Carla Bulgaria Roses Beauty y Luxeli
  • Foto de perfil para redes sociales
  • Máster cmua Valencia

5 comments

lola - 23 septiembre, 2013 Reply

Vicente, prometo seguirlas.. pero creo que jamás saldré bien en una foto. Un abrazo. Lola Martínez.

Vicente Nadal Asensio - 23 septiembre, 2013 Reply

Seguro que no, sólo has de ser paciente y desearlo 🙂

Mónica Deprit - 24 septiembre, 2013 Reply

Yo lo deseo con todas mis fuerzas pero como dice mi madre ¡A ti hay que conocerte en persona! Un abrazo y gracias por tus consejos Vicente.

Vicente Nadal Asensio - 24 septiembre, 2013 Reply

No creo que sea para tánto Mónica, seguro que sales estupendamente jaja

Gracias por tu comentario 😉

Add your comment