Estrategia y Marketing online

Estrategia y Marketing online

Marketing visual: el arma para atraer a nuestro cliente

Vicente Nadal Asensio 28 octubre, 2013 Etiquetas: , Estrategia y Marketing online, Visual Marketing 1 comment
featured image

El Marketing Visual define el diseño de nuestros productos y de nuestra imagen de marca, web, etc. y está íntimamente ligado a la necesidad que tenemos de conectar con nuestro cliente. Algunas marcas a lo largo del tiempo se han visto obligadas a adaptarse a nuevos clientes o a un cliente en constante evolución y con ello sus diseños han ido evolucionando.

Marketing Visual:  diseño y cliente, un matrimonio de conveniencia

Nuestro cliente puede ser muy joven, muy culto y refinado o de edad muy avanzada. Cada tipo de cliente tiene unas connotaciones específicas que hacen que lo que a él se adapta como anillo al dedo, a otro tipo de cliente le sea indiferente.

En esta época que vivimos tan competitiva tener un diseño adaptado a nuestro cliente no es simplemente que le sea «apto» o adecuado a su uso y estilo de vida. Además ha de ser innovador y aportar un valor especial que haga que nuestro cliente se sienta realmente identificado con nuestro diseño y no con el de la competencia.

En ese momento entramos en el terreno de las emociones, de lo intangible, de modo que tenemos que lograr con un diseño de marca o producto (tangible) remover las emociones (intangibles) que hagan a nuestro producto y nuestro diseño lo más deseable por nuestro cliente…y si nuestro cliente cambia tendremos que cambiar con él.

Estos elementos de diseño adaptado al cliente suelen ser usados para diferenciar a unos tipos de clientes frente a otros dentro de una misma familia de productos (muebles, ropa, accesorios electrónicos, automóviles, alimentación). Bien usados estos elementos de diseño de producto y marca generan el branding adecuado como para posicionar a nuestro producto o marca como un referente en un segmento.

Particularmente es llamativa la lucha por el público en dos casos concretos, uno el de Coca Cola y Pepsicola y el otro el de la lucha entre Mercedes Benz y BMW.

En el primer caso se ve claramente por sus logos más antiguos que ambas marcas eran casi un calco una de la otra. No es hasta 1960 que se aprecia una clara divergencia en la evolución de Pepsi Cola que busca con ese cambio diferenciarse claramente de su competidor.

Marketing visual en la evolución de las latas de Pepsi cola

Evolución del logo de Pepsi Cola desde su orígen hasta hoy

Latas de Pepsi y Coca Cola del año 2013. Pese a la modernización de Coca Cola, mantiene el diseño básico original al contrario que Pepsi Cola que busca un cliente más joven, entrando en el mercado por la base, en el consumo de los más jovenes.

 

Esta evolución de Pepsi hacia un mercado más joven le permite estar en la mente de los más pequeños para hacerlos clientes fieles que maduren con la marca desbancando de este modo, poco a poco, a su competidor.

 

Marketing Visual en Mercedes Benz y BMW, un caso de estudio.

Mercedes Benz siempre ha sido la marca de coches de lujo y estatus por naturaleza desde principios de siglo XX. Cuando en 1940 Mercedes hacía imponentes coches para la burguesía y jefes de estado BMW hacía coches que apenas se podrían distinguir hoy de otros cientos de ese momento.

 

Mercedes Benz y BMW respectivamente en modelos de 1940

Durante toda la segunda mitad del siglo XX BMW ha luchado por entrar en el segmento de los coches de lujo. Por la gama alta lo tenía imposible de modo que dejó a Mercedes el papel de coche de lujo para maduros ejecutivos y se centró en diseñar coches con diseño juvenil y deportivo.

 

Dos modelos de 1970 en los que se ve claramente la diferencia de estilos

Poco a poco BMW se logra hacer un hueco como coche de lujo y aspecto y diseño juvenil, tanto que en cierto modo es el coche elegido como reacción a Mercedes que se ve como coche de una clase más reaccionaria y conservadora.

Mercedes se da cuenta de que pierde clientes por la base y comienza a dar un cambio en sus líneas, tímido al principio, la campaña «Vea Mercedes con nuevos ojos» es un claro intento nada disimulado de hacer reaccionar a sus «no clientes» para que vuelvan a fijarse en la marca que desea por todos los medios quitarse ese olor a rancio…todo ello sin perder los clientes de toda la vida, claro.

 

Dos modelos del año 2000. Se claramente la evolución de Mercedes pero muy lejos del diseño deportivo de  BMW.

La evolución lleva a Mercedes a hacer coches pequeños y familiares con las clases A y B en una maniobra de competir con su rival en su propia casa.

En la actualidad podríamos decir que Mercedes ha logrado con sus últimos modelos ser tener un diseño más agresivo y juvenil que BMW volviendo al origen de esta batalla por el mercado de lujo.

 

 

Los dos últimos modelos de Mercedes para el año 2013 clase A y C respectivamente

 

Los dos últimos modelos de BMW para el año 2013 series 3 y 5 respectivamente.

Creo que se ve claramente una inversión de los papeles. Tal y como se diseñan actualmente los coches las líneas de BMW no distan tanto de un Opel o un Ford, mientras que las de Mercedes se salen de la estilo imperante siendo más arriesgadas y juveniles.

¿Logrará Mercedes quitarse  la caspa del siglo XX y ser la marca de lujo juvenil referente para la primera mitad del siglo XXI?

Lo importante de esta batalla es que nos muestra la importancia del diseño como medio de acercarnos a nuestro cliente, para hablarle en el idioma o con los elementos que le hagan tomar una decisión favorable por nosotros.

¿Has pensado ya cómo vas a usar el Marketing Visual para atraer a tus clientes?

Plan de marketing online – fundamentos básicos

Vicente Nadal Asensio 7 octubre, 2013 Etiquetas: , , Estrategia y Marketing online, Social Media 10 comments
featured image

Plan de Marketing Online ¿me hace falta?

El  plan de marketing online es algo que todos te dicen que necesitas pero no conoces a nadie que la tenga o la sepa realizar.

Y la pregunta del millón es ¿en qué puede ayudar a tu negocio tener un plan de marketing que establezca tu estrategia online? Pues bien la respuesta es fulminante: si no tienes un plan de marketing online te comerá la competencia porque entre ellos se encuentran los que sí tienen estrategia online y ganarán la batalla por el mercado.

No se puede explicar en un solo artículo todo lo que se puede decir de estrategia por eso voy a intentar explicar con ejemplos sencillos qué es la estrategia de marketing online y para qué sirve.

Social Media Plan para Dummies – El punto de partida: Tú mismo

plan de marketing online

Un comercio, una PYME, incluso un profesional autónomo, son como un explorador, un viajero que desea emprender una ruta, pero no una ruta cualquiera, a lo desconocido, sino una ruta que le lleve sí o sí a su meta única y final que es el éxito de su empresa.

Pero así como en un viaje siempre partes de dos datos conocidos, el origen del viaje y el destino, cuando tenemos que diseñar un plan de marketing online no siempre se conocen esos dos datos.

Pensemos en el viajero. Nuestro viajero vive en Valencia, como yo. Ha decidido que quiere estar en Santiago de Compostela. Pero no cualquier día, quiere estar el 25 de agosto de 2014.

En estas condiciones este viajero sabe mucho más de sí mismo y de su viaje que muchas empresas de ellas mismas y sobre sus objetivos.

Nuestro viajero conoce su lugar de origen, su destino y la fecha en la que quiere alcanzarlo. Sólo le falta un plan de acción que determine una ruta concreta, un medio de transporte y unos datos (métricas) que le ayuden saber si logrará su objetivo en el plazo fijado y, en caso contrario, qué acciones correctoras puede tomar.

Traducido esto a nuestra empresa equivale a decir que necesitas conocer exhaustivamente la situación de la empresa, tanto interna, como externa, a nivel de competencias y capacidades, de situación en el contexto de la competencia, etc.

Es lo que se conoce como el análisis DAFO por sus siglas:

  • Debilidades de la empresa: productivas, de personal, de capacitación, financieras, etc.
  • Amenazas: externas o internas, lo que puede hacer quebrar, cambios tecnológicos que nos excluyan del mercado, etc.
  • Fortalezas: Aquellas condiciones que nos permiten destacar, nuestras mejores habilidades, etc.
  • Oportunidades: Cuando somos capaces de detectar nuevas opciones para llegar a nuestro cliente o nuevos nichos de mercado emergentes poco explotados.

Si somos capaces de hacer este análisis siendo rigurosos podremos sentar las bases de una estrategia sólida. En cambio si somos autocomplacientes no haremos más que preparar un camino en falso.

Una vez tenemos este análisis realizado ya podemos hacer mejorar en nuestra empresa, seguro que hemos descubierto cosas que se nos habían pasado por alto.

Volviendo a nuestro ejemplo del viajero, con el análisis DAFO tendríamos cubiertas casi toda las necesidades de conocimiento sobre nuestro punto de partida. Harían falta algunas cosas más pero exceden de este artículo.

Estrategia Online – Definiendo el camino: Nuestro objetivo

plan de marketing online

Ahora necesitamos conocer nuestro destino, nuestro objetivo. Así como nuestro viajero desea llegar a Santiago de Compostela, nosotros debemos saber qué vamos a vender, a quién, por qué canales, a qué precio, en qué condiciones, etc. Es decir que necesitamos conocer nuestro mercado y cómo se coloca nuestro producto en este mercado. En un principio parece tarea fácil o incluso algo sabido de sobra, pero en cuanto se hace un análisis profundo nos damos cuenta de que en realidad conocemos muy poco, suponemos demasiado y venimos lastrados por manías propias que no nos dejan ver la realidad.

Esta información sería la equivalente para nuestro viajero a conocer las carreteras, rutas de trenes, rutas a píe, ciclo rutas, lista de albergues y hoteles, etc. Con todo ello nuestro viajero podrá escoger la ruta más adecuada a sus intereses, si prefiere ir rápido en avión y perderse el paisaje, o ir más despacio disfrutando de la travesía en automóvil, incluso hacer el viaje una aventura caminando.

Del mismo modo nuestro plan de marketing online nos permitirá decidir a la vista de los datos anteriores todas nuestras acciones. Esto implica también decidir en qué redes sociales tenemos que estar, cómo tenemos que estar para lograr nuestros objetivos, qué tipo de mensajes vamos a hacer llegar a nuestro target, el lenguaje de los mismos, etc. Nada es casual.

Estrategia online – Troceando y midiendo: Objetivos SMART y KPIs

plan de marketing online

Nuestro viajero se pone en marcha, es valiente y ha decidido tomar campo a través. Para ello lleva ropa adecuada, víveres, agua, tienda de campaña y demás herramientas necesarias para acampada. ¿Y con eso tiene suficiente? No, con eso no tiene garantizado llegar a su destino y menos en el plazo deseado.

Para poder cumplir su misión necesitará 3 cosas más:

  • un mapa (plan de marketing online)
  • una brújula que le marque el rumbo de hito en hito (objetivos SMART)
  • un plan diario de distancias a recorrer que le permita llegar con algo de tiempo de sobra y que le permita día a día saber cuánta distancia ha recorrido y cuánta le queda por recorrer. (KPIs)

Incluso con todo eso la empresa es compleja y requiere mucho esfuerzo, dedicación y no desfallecer. ¿Serías capaz de llegar a tu destino en ese viaje sin esas tres herramientas? y sin un smartphone claro.

Traducido esto a nuestro plan de estrategia en redes sociales quiere decir que de nada nos sirve diseñar unas acciones si no sabemos a dónde nos llevan realmente o si son productivas para nuestro objetivo.

Llevando el ejemplo del viajero a nuestro plan de estrategia en redes sociales diríamos que necesitamos:

  • Un Plan de Marketing online o Social Media Plan que incluirá…
  • Unos objetivos SMART a conseguir con nuestras acciones, cuyo logro mediremos con…
  • Unas KPIs de cuyo análisis obtendremos la información para seguir igual o rectificar

Los objetivos SMART (de las siglas en inglés Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Time Based) son pequeños hitos que sin «ser el objetivo» son necesarios cubrirlos para llegar a alcanzarlo.

Veamos los objetivos SMART en nuestro viajero. Si nos dijera que quiere ver muchos ríos, en realidad no nos está diciendo nada. Un correcto objetivo SMART para nuestro viajero sería avanzar 15Km diarios en línea recta en dirección a su destino. Ese avance lo podría medir en el mapa con ayuda de un compás.

En nuestro plan de marketing los objetivos SMART serían de este tipo:

  • Medibles: en número y cantidad. Tener muchas visitas no valdría, tener 50 sí.
  • Alcanzables: con cabeza, pedir mil fans nada más abrir la página de Facebook es absurdo.
  • Relevantes: Si en mi estrategia decido no usar Twitter porque no aporta beneficios de ningún tipo, todo lo que suceda en Twitter es irrelevante. Si en cambio para mi es fundamental el uso de Pinterest en mi estrategia, tener más seguidores y más interacción en esta red será muy relevante.
  • Basados en el tiempo: no basta con decir «quiero mil retuits». Es un deseo que no se puede evaluar porque podría suceder en un mes o en dos años. Para ser correcto necesitas darle caducidad en el tiempo. Por ejemplo: 10 retuits el primer día de cada artículo que publique en mi blog. Es medible: son 10; es alcanzable…y si no lo es tendrás que esforzarte y/o rebajar tus expectativas; es relevante porque es tu blog y no hay nada más relevante que tu propio contenido; está basado en el tiempo.

La consecuencia natural de tener unos objetivos medibles y basados en el tiempo es que necesitaremos unas métricas, unos datos numéricos que relacionar para saber si estamos avanzando adecuadamente.

Si yo digo que he avanzado en mi viaje 20km no digo nada. Si digo que me falta un 30% del camino por recorrer y me queda el 20% del tiempo para recorrerlo ya veo que voy con retraso.

Los números absolutos de los objetivos SMART son para atacar con acciones. Los datos obtenidos son para cruzarlos y obtener relaciones que nos indiquen la calidad de ese dato, lo bueno que es para nuestro objetivo. Estas relaciones las establecemos con las KPIs o indicadores de desempeño que va a ser lo que de verdad nos va a mover.

Por eso cada objetivo SMART debe de definir dos o tres KPIs y éstas no estarán bien definidas si no son capaces de obligarnos a tomar una decisión si los datos no son los esperados o los que necesitamos para cubrir nuestro objetivo.

Como vemos la estrategia es el arte de llevar tu empresa al objetivo marcado, mediante un camino plagado de acciones y midiendo a cada paso los avances para corregir posibles desviaciones.

Implementar acciones en redes sociales a ver si por casualidad algo se mueve es como salir de casa a caminar con la esperanza de llegar algún día a la Ciudad Prohibida de Lhasa.

Puesto que toda empresa, negocio o profesional tiene un objetivo, todos necesitarán una estrategia para lograrlo. ¿A qué esperas para comenzar a diseñar tu Plan de Markeitng Online?